Instrumental médico de la medicina en México y en hospitales

Inicio /

Avances Médicos

/ Instrumental médico de la medicina en México y en hospitales

Conoce algunos de los aspectos más interesantes del instrumental médico de la medicina en México e identifica cómo la tecnología se puede usar de forma efectiva al servicio de la salud.

Una visión sobre sus orígenes

A partir del siglo XIX se comenzaron a importar herramientas e instrumentos médicos de Europa. En algunos casos, facilitaron las prácticas operatorias como trepanaciones, amputaciones e intervenciones en las cavidades torácicas y abdominales, pero en otros casos como los instrumentos llegaban con instrucciones diferentes al idioma castellano, no se encontraba un uso óptimo y fueron olvidados.

Entre los primeros instrumentos médicos que adquirieron mayor popularidad en México, están los que se usaban en cirugías, popularizando el uso de tijeras, bisturíes, estuches de cirugía y escalpelos. Por su lado, en consulta, los estetoscopios se volvieron indispensables para explorar y auscultar a los pacientes. En obstetricia, el instrumental médico proveniente de Europa llegó para quedarse a través de dispositivos que magnificaban la visión. En términos de diagnóstico, medición y monitoreo, es imperativo mencionar a los pelvímetros, los compases de espesor, las cintas métricas, pesas y goniómetros.

Para tener una idea un poco más clara de que tipo de instrumental médico fue el primero que ganó el afecto de los profesionales de la salud, basta con echar un ojo a los registros de solicitudes de compras que fueron realizados por la Escuela de Medicina en el siglo XIX. Destacan las adquisiciones de las cátedras de anatomía, clínica obstétrica, operaciones, así como clínica interna y externa.

En ese mismo siglo, pero a finales, los médicos mexicanos comenzaron a interesarse en los instrumentos de laboratorio y sumaron a los pedidos aquellos que eran de origen estadounidense. Por mencionar algunos están: los neumógrafos que imprimían los movimientos respiratorios y la cantidad de aire que entraba a los pulmones, los cardiógrafos que registraban los movimientos del corazón, los esfigmógrafos para detectar el pulso gráficamente. Una mención especial merece el Instituto Médico Nacional que fue creado en 1889, gracias al cual, aumentaron de manera importante la compra y el uso de los instrumentos médicos de laboratorio, no solo para diagnosticar, sino también para comenzar a realizar prácticas experimentales.

En cuanto a la producción instrumental y de herramientas médicas en México, se puede decir que era muy incipiente, en buena medida porque se fabricaban solo sobre pedido y se trataban más como una obra de arte que como un producto.

Afortunadamente, tanto la visión como la práctica relacionada con la producción de instrumental médico evolucionó y actualmente, se puede encontrar una variedad muy amplia de proveedores y fabricantes, así como de empresarios interesados en mejorar el bienestar de los mexicanos, como es el caso del empresario mexicano Eugenio Gómez Rivero, Inovamedik es su empresa.  quien es un pionero en el uso de la innovación a favor de la salud.

Si deseas conocer cuáles son los instrumentos que oficialmente son permitidos para el uso del sector salud nacional, puedes consultar los Tomos I y II del Cuadro Básico y Catálogo de Instrumental y Equipo Médico que fue publicado en el Centenario del Consejo de Salubridad General.

 

Si deseas saber cuáles son los accesorios hospitalarios que más se usan en clínicas y hospitales, continúa leyendo y descúbrelo.

Los nombres del equipo médico que se enlistan a continuación resultan muy familiares para quienes han acudido alguna vez a un hospital o clínica; sin embargo, no en todos los casos se sabe exactamente para qué funcionan o bien, cómo pueden mejorar las prácticas usando la tecnología.

MRI, por sus siglas en inglés “Magnetic Resonance Imaging” o Máquina de Resonancia Magnética. Se utiliza para obtener imágenes de los tejidos blandos, huesos, órganos y otras partes del cuerpo humano. No puede faltar en hospitales y clínicas, así como en los laboratorios que están destinados a apoyar con el diagnóstico. A manos de un tecnólogo médico calificado, estos dispositivos pueden elevar su performance con la inclusión de accesorios y aplicaciones informáticas.

ECG o Electrocardiograma. Sirve para registrar la actividad eléctrica del corazón y obtener una imagen instantánea de lo que está pasando. Se puede encontrar en todos los hospitales o clínicas. Uno de los avances tecnológicos que han llamado la atención de los profesionales en la salud son los dispositivos que se usan como accesorio y que también son llamados “wearables”. Tal es el caso del reloj que puede detectar qué está haciendo el corazón de su portador y aunque aún no se pueden obtener datos tan precisos y completos como los de un ECG dentro de un hospital, sin duda, resulta útil porque permite a los cardiólogos saber qué está pasando en el momento en el que se presenta una anomalía. Algunos científicos ya consideran que el futuro del electrocardiograma está en el Big Data y la posibilidad de que los datos registrados por un dispositivo usable sean automáticamente analizados por uno de los accesorios hospitalarios que formarán parte de los Electrocardiogramas.

Monitor de signos vitales. Como su nombre lo indica, muestra las constantes vitales de un paciente. Existen diferentes tipos de monitores, pero en todos los hospitales y clínicas se pueden encontrar por lo menos en su versión más básica. Lo último en innovación de este tipo de accesorios hospitalarios se encuentra en los monitores de signos vitales, que tienen doble funció. Es decir, pueden estar fijos, o bien, movilizarse junto con el paciente para monitorizarlo en todo momento y en todo el hospital o clínica. También cuentan con un software que permite personalizar los parámetros que desean monitorizarse e incluyen aquellos de alta especialidad. Los datos pueden compartirse entre distintas áreas del hospital, en tiempo real mediante la conexión en red de forma inalámbrica.

La lista de todos los accesorios hospitalarios es enorme, pero si deseas conocerla completa, visita la Norma Oficial Mexicana NOM-197-SSAI-2000 que establece los requisitos mínimos de infraestructura y equipamiento de hospitales y consultorios de atención médica.