Conoce estas creencias falsas de la tecnología médica

Inicio /

Tecnología Médica

/ Conoce estas creencias falsas de la tecnología médica

La tecnología médica es importante para mejorar la calidad de los servicios de salud. Sin embargo, hay creencias falsas, conoce cuáles son.

Primero, debes conocer qué es la tecnología médica para poder entender los mitos que hay al rededor de ella.

Aunque la tecnología nos ha acompañado desde épocas inmemoriales, la tecnología médica como tal, es un concepto relativamente nuevo y, por ende, aún le rondan algunos mitos o creencias falsas, generalmente originados por la falta de conocimiento. Conoce algunos de los más populares.

1. “Es riesgosa”, una frase lamentable, pero que aún se continúa escuchando en las charlas de algunos profesionales de la salud. El miedo a lo desconocido es relativamente normal, pero realizar una aseveración carente de argumentos contundentes solo porque no se conoce a fondo en qué consiste una tecnología, es un poco arbitrario. Es cierto que existen áreas de oportunidad en materia de legislación, así como de desarrollo e investigación, pero también es cierto que la tecnología que ya está al alcance de hospitales, médicos, pacientes y todos los profesionales que forman parte de los distintos sectores de salud, ha sido probada y su eficacia es fácilmente comprobable.

2. “Es muy cara”, otro mito muy popular que rodea a la tecnología aplicada a la medicina y a los dispositivos médicos innovadores. En realidad si se consideran los beneficios a mediano y largo plazos, las inversiones en tecnología resultan muy eficientes, especialmente si al análisis se agrega la relación valor-precio.

3. “Es complicada”, esto es relativo, pero en todo caso para eso están los tecnólogos médicos, que son profesionales especializados precisamente en tecnología médica. Ellos y ellas conocen cómo usar los dispositivos médicos de forma precisa y además, pueden aportar muchísimo valor a los procesos de detección y tratamiento de los diferentes padecimientos.

La tecnología médica llegó para quedarse y esto ha quedado de manifiesto a lo largo de la historia. Y para muestra un botón, ¿qué sería de la medicina actual si no se hubieran descubierto los Rayos X o la penicilina?, ¿en dónde estaríamos sin la visión de tantos científicos y médicos que han hecho historia? Muchos descubrimientos en su momento sembraron dudas entre más de un profesional de la salud, pero a base de abrirse a nuevas posibilidades, informarse, conocer, probar, evaluar y analizar, esa tecnología que en su tiempo fue tanto innovadora como escandalosa, ahora es parte normal de la práctica médica. Eugenio Gómez Rivero, por ejemplo, tiene un compromiso con los servicios integrales y de alta calidad de material médico quirúrgico.

Con base en todo lo anterior se puede concluir que no se trata de entregarse a una nueva tecnología sin cuestionarla, sino tan solo de mantener un criterio amplio y la voluntad de conocerla, teniendo siempre presente el loable propósito de salvaguardar la salud y el bienestar de las personas.

Finalmente, te invito a darte una vuelta por nuestro perfil de LinkedIn para que puedas conectar con personas del sector de salud y más y nuevas ideas de innovaciones médicas.